Se promueven siempre los beneficios de montar en bicicleta. Este ejercicio es maravilloso para la salud. Si concientizaras todas las ventajas que trae para nuestro cuerpo y nuestra mente, seguramente lo practicarías todos los días.

Aquellas personas que andan en bicicleta sufren menos tristeza y trastornos psicológicos que las demás. Y es que el ejercicio físico que hacemos al pedalear oxigena el cerebro más que cualquier otra actividad. Esto te produce que puedas pensar mucho mejor y que generes una hormona que causa una “adicción sana” al deporte.

Asimismo, pedalear reduce en un 50 por ciento las probabilidades de riesgo de infartos, pues al hacer este ejercicio el ritmo cardíaco aumenta mientras que la presión sanguínea disminuye. Andar en bicicleta ayuda a nuestro corazón a funcionar mucho mejor.

Para aquellas personas que tienen dolores de espalda, andar en bicicleta es un ejercicio maravilloso. Si eres de esos que están en la oficina todo el día sentados sin hacer otro ejercicio que escribir en un ordenador, montar bici te hará mucho bien. La posición que tomamos al andar en bicicleta hace que los músculos de la espalda se tensen, lo que conduce a que la espalda se fortalezca.