Conozco un chico que trabaja en el equipo de Comerciales Grupo Planeta en el área editorial. Desde que está trabajando en esta prestigiosa empresa sus niveles de lectura han aumentado, satisfactoriamente. No solo ahora lee más que antes, sino también ha ampliado los temas. Podría decirse que lee cualquier cosa interesante que lee en sus manos, sin importar el tema, y eso está muy bien porque así amplías tu universo literario y, por ende, tus conocimientos.

Hace poco, por ejemplo, me comentó que leyó un pequeño libro sobre la importancia del sueño. Aunque de este tema se habla con frecuencia, leer un libro sobre él ayuda a comprender mejor el fenómeno. Uno de los puntos que más le llamó la atención fue la importancia del colchón donde duermes. Factores como el tamaño, el material y el nivel de rigidez son importantísimos para poder dormir correctamente. No es lo mismo dormir en un colchón en el que tus pies queden afuera y que esté lleno de muelles salidos, que en uno en el que quepas cómodamente y que sea confortable. El colchón adecuado permite un mejor sueño, y ya sabemos que dormir bien es sinónimo de salud.