Existen muchos tipos de personas en el mundo, están los que siempre buscan la forma de aprender cosas nuevas, lo que se concentran en solo trabajar, lo que se dejan llevar por la vida y otros que, por su misma naturaleza curiosa, pueden aprender un día a hacer una fogata y al siguiente a tejer con ganchillo. Pero no es motivo de alarmarse, verás que aprender a tejer es más sencillo de lo que parece.

Lo primero que necesitas saber son los nombres de los puntos que debes hacer para ir armando las piezas, verás que con el tiempo podrás crear piezas únicas y hasta tus amigas quieran comprar canastilla artesanal si decides incursionar en el negocio.
Retomando el tema, los puntos básicos son Punto cadena, punto raso, punto bajo, medio alto, alto, alto doble y alto triple. Cada uno de ellos cumple una función en el tejido y si, por alguna razón te equivocas, siempre podrás regresar a ese punto y enmendar el error.
Si deseas practicar en tu hogar, inicia con el punto cadeneta, una vez que lo domines, puedes probar con el resto de los puntos, inclusive, podrías buscar un patrón e intentar hacer una pieza completa, como unos escarpines o gorros para regalar.