A veces uno tiene sueños de pequeño que cree que nunca se cumplirán. Y luego pasan cosas que hacen todo cambien. Así surgió Casa Carmen Restaurante Gracia, de un sueño. Y hoy no puede ser más real. Por eso creo que uno nunca debe frenarse cuando se trata de hacer realidad los sueños. Por eso tantas personas se han lanzado a crear sus propios emprendimientos.

Un restaurante es un reto bastante grande. Es uno de los negocios más difíciles. Pero no es imposible. Y si al final las cosas salen bien es muy gratificante. Si te decides solo tienes que tenerlo todo muy bien amarrado. Busca personas profesionales capaces de asesorarte en economía y finanzas. Y busca también gente de confianza para que esté a tu lado.

Aprende de los sitios paradigmáticos como Casa Carmen. Fíjate en cómo atienden cada detalle y como seleccionan su personal. No dejes nada al azar. Tenlo todo controlado. Porque los sueños, sueños son, pero la realidad es mucho más compleja.

Hay muchas personas hoy en día siguiendo sus sueños y haciendo algo para cambiar sus vidas. No hay que temer, al final hasta de los fracasos se obtienen aprendizajes.